EN CASA

16.02.2018

Y dicen que la curiosidad mató al gato, y es que los seres humanos solemos ser curiosos por naturaleza. ¿Cuántas veces habremos dicho y/o escuchado eso de "me pica la curiosidad"? Imposible contarlas. ¿Cuántas veces nos gustaría poder mirar por un agujerito y ver qué hace alguna persona en algún momento determinado? Y yo sé que a veces os pica la curiosidad, en este mundo de redes sociales y de postureo en el que ninguno sabemos qué es verdad y qué es una farsa o simples apariencias, a todos nos gustaría saber qué hay detrás de todas las fotos maravillosas de Instagram, y no hay nada mejor para desnudar a una persona que verla en la intimidad de su hogar, relajada, siendo tal y como es.

Y con ese pensamiento, publico esta entrada. Una mezcla de texto e imágenes para desnudarme un poco más. ¿Qué hago yo cuándo estoy en la intimidad de mi hogar?

Soy de esas personas a las que no les gusta estar "vestida" en casa, y a no ser que tenga visita siempre llevo puesto algo cómodo. Poca cosa por lo general, me gusta "sentirme libre" y el sujetador, por supuesto, es una prenda prohibida dentro de las cuatro paredes de mi hogar.

Los momentos en casa los paso de muchas formas diferentes, soy muy inquieta y me gusta hacer un montón de cosas. Leer un libro entretenido, llenarme la bañera de agua caliente y darme un relajante baño de espuma, dejar mi imaginación volar con un pincel y una paleta en la mano, escribir, "investigar" temas que me interesan, hacer repostería, e ¡incluso hacer pilates! Creo que nadie es capaz de sacarle tanto partido a tan escasos metros como tiene mi apartamento. Y por supuesto, también veo la tv. No voy a ir ahora de bohemia que solo se dedica a pintar y a leer :)

Y es que en la intimidad de nuestro hogar nos mostramos todos tal como somos, sin complejos, sin necesidad de aparentar. Y aunque obviamente no pienso colgar una foto en la que no salga favorecida o no sea sensual y/o bonita (perdonadme pero me puede la coquetería) me considero una mujer muy natural que disfruta también de las pequeñas cosas y los pequeños-grandes placeres que le proporciona su hogar.