INTIMAMENTE

31.08.2017

Tras más de 15 días de parón vuelvo con una de esas entradas que sabéis me gusta hacer de vez en cuando en las que cuento algunos detalles sobre mí. Esta vez voy a pasar del formato lista que suelo usar y voy a darle un poco de cuerpo. ¡Ahí va!

Soy una persona bastante sociable pero a pesar de ello paso bastante tiempo sola, tiempo que disfruto mucho en soledad. Soy joven pero hace años que no voy a una discoteca, si salgo, mi hora de volver a casa son las 2:00 am y si me voy después de esa hora quiere decir que me lo he pasado muy muy bien. Las noches de fin de semana me gusta tirarme en el sillón a leer o a escribir. Me gusta abrir una botella de vino mientras preparo alguna receta y disfruto cocinando para mi misma. En invierno me da por los bizcochos y los cup cakes, me encanta hacer bollos los domingos por la tarde y comerlos calentitos con un chocolate caliente mientras leo un libro en el sillón. Me encantan los baños, llegar a casa después de un día de trabajo complicado, llenar la bañera, elegir sales de baño, servirme una copa de vino y meterme en la bañera con un libro, una revista o simplemente a escuchar música.

No me gustan las películas demasiado profundas ni los dramas y a pesar de que hay alguna comedia romántica que veo habitualmente no es un género que me guste mucho. Me encantan las pelis de acción de los 80, supongo que en el fondo son como los cuentos de princesas: los malos son muy malos, los buenos muy buenos y al final todo acaba bien. Las películas de juicios es otro género que me encanta, tuve un profesor que me descubrió "12 hombres sin piedad" y desde entonces no solo es una de mis películas favoritas si no que me enganchó al género.

Con los libros me pasa algo parecido, no me gustan los dramas. Odio esos libros en los que los protagonistas pasan por interminables desgracias y aunque trato de evitarlos, en mi librería hay varios empezados y olvidados a medio leer por no poder soportar más desgracias en vidas ajenas. Me gustan los libros de aventuras, de misterio, los thriller, las novelas históricas, hay varios de autoayuda en mi modesta biblioteca y toda la colección de libros de Harry Potter entre ensayos de diferentes temáticas.

Soy una romántica, en todos sus sentidos. No solo porque creo en el amor romántico, ese que con su fuerza todo lo puede, si no que me gusta verle el lado romántico a todas las cosas de la vida. Idealista dirían algunos, puede ser, pero la vida es más bonita vista con las gafas del romanticismo puestas. Quizás por eso creo en la magia, porque si no crees si quiera en la posibilidad de la magia, nunca la encontrarás.

No me gusta el deporte pero a pesar de ello llevo varios años intentando encontrar una actividad deportiva que me guste lo suficiente como para tomarla por hobby. Admiro a las personas que todos los días salen a correr o que practican de forma regular algún deporte.

Soy de esas personas que lo guardan todo, me cuesta tirar las cosas lo que es un problema porque a mi piso no le sobra espacio para acumular cosas que no uso y que no volveré a usar, pero no puedo evitarlo. O me da pena tirarlo o pienso que puede que en algún momento futuro no definido quiera volver a utilizarlo.

Soy muy dormilona, me encanta dormir, es mi debilidad. Es curioso porque nunca he sido dormilona pero algo cambió después de mi año en Londres. No sé si fue el clima que invitaba a dormir y a estar en la cama más de la cuenta pero me transformé en la Bella Durmiente allí.

Soy una llorona, es algo que odio pero no puedo evitarlo. Creo que es la manera en la que doy salida a mis emociones. O puede que tenga el grifo flojo, no lo sé, pero soy de esas personas que llora con las películas (cualquier película, he llorado viendo King Kong y Spiderman), con los libros, cuando me enfado, cuando estoy muy contenta, cuando estoy triste... y no puedo ver llorar a nadie. Si veo llorar a alguien lloro seguro.

Me enrollo como las persianas (aunque creo que esto ya lo sabéis), soy muy parlanchina, me encanta comunicarme. Siento la necesidad de comunicarme con la gente que me rodea y con el mundo en general. Quizás por esa es la razón de este blog. Necesito sacar lo que pienso al exterior, ya sea bueno, malo o simples ideas y pensamientos que pasan por mi mente. Tengo que compartirlas.