PREGUNTAS INCÓMODAS

12.09.2018

Supongo que es por el clima de intimidad que se crea durante una cita que hace inevitable que cierto aire de complicidad surja entre ambos y que en ocasiones nos empuje a hacernos ciertas confidencias. A pesar de eso, en varias ocasiones me he encontrado con preguntas de los más incómodas y/o preguntas/confidencias completamente fuera de lugar.

Y sé que no son hechas a maldad, simplemente es fácil dejarse llevar por la situación y por esa confianza que se crea en las charlas de cama. Desnudos tras haber compartido momentos tan íntimos es fácil dejarse llevar. Y estoy segura que en ocasiones también yo he pecado de lo mismo y me he dejado llevar por la complicidad desatando mi lengua con preguntas incómodas.

Existen una serie de preguntas que surgen con frecuencia y que por normal general no suelen apetecer responder, dependiendo de la situación incluso pueden llegar a sentar realmente mal.

"¿Cuál es tu nombre real?" Esta quizás sea junto con la siguiente la más recurrente de las preguntas incómodas que no deberían hacerse a una escort. Sé que solo es un nombre y que muchos de vosotros no entendéis el motivo de nuestra reticencia a no darlo, pero a nosotras nos da seguridad mantener esa intimidad. De todas formas, no deberíais darle tanta importancia, ¿qué más da? El nombre no deja de ser una etiqueta más que no condiciona la experiencia en absoluto.

"¿Por qué haces esto?" Esta junto con todas sus variantes es otra de las preguntas molestas que más se suelen hacer. Cada una tiene sus motivos, algunas no tenemos ningún problema en decirlo e incluso escribimos post sobre ello o lo comentamos en nuestra bio en nuestras webs, pero para otras es un tema más complicado y personal. Sea como sea, es una pregunta que puede resultar bastante incómoda y que no debe hacerse.

"¿Tienes novio?" Señores, por favor, ¿realmente creen que esta es una pregunta adecuada para hacerle a una acompañante? ¿Realmente creéis que alguna os va a decir: "sí, le tengo en casa haciéndome la cena"? Algunas escorts tienen novio y lo dicen públicamente sin ningún problema pero las que no lo hacen, es por una buena razón y preguntarlo en una cita está completamente fuera de lugar.

"¿Quedarías conmigo fuera de esto?" Nunca, nunca, nunca hagáis esta proposición. Lo único que vais a conseguir es poner a vuestra acompañante en un situación muy incómoda además de llevaros una negativa por respuesta. Todos somos humanos y puede pasar que alguien os guste como para querer verla fuera de esto pero, esa no es la manera.

Y la lista podría seguir con preguntas del tipo: "¿Dónde vives?", "¿Dónde trabajas?" y preguntas personales similares pero, no voy a hacer este artículo largo y repetitivo. Es fácil dejarse llevar por el momento y querer saber más de la persona con la que estás pero ciertas preguntas personales pueden ponernos a ambos en un compromiso y generar un atmósfera incómoda que rompa un poco el encanto del momento.

Discretion is a must, gentlemen! ;)